Picoteo saludable

Entre los consejos para adelgazar, el comer a deshora es uno de ellos, pero cuando ataca el hambre resulta difícil resistir a la tentación de picar algo antes de comer. No obstante, los nutricionistas tienen algunos trucos para saciar esos ataques repentinos de hambre, los cuales podemos explicar a continuación:

  • No tomes cualquier cosa: evita tomar bollería, productos ultra procesados o embutidos altos en grasa, mejor ten en cuenta opciones saludables como una pieza de fruta, yogures semidesnatados sin edulcorantes, frutos secos…
  • Las calorías también influyen: los alimentos anteriores tienen pocas calorías y permiten tomar más cantidad de producto sin afectar a la báscula.
  • El tamaño sí importa: hay algunos aperitivos que pueden resultar adecuados para matar «el gusanillo» sin la necesidad de engordar, siempre y cuando hagamos un buen calculo de las raciones. Este es el caso de los frutos secos, dado a que son muy saciantes y muy calóricos, los especialistas aconsejan tomar los que quepan en un puñado.
  • Dos picoteos al día: asegúrate de que sea razonable, debiendo ser a media mañana y a media tarde.

Si quieres un buen picoteo, opta por alimentos saludables como por ejemplo: pechuga de pollo o pavo, frutas y verduras frescas, yogures, encurtidos… Serán más ricos y sabrosos y lograrás conseguir calmar tu apetito sin coger kilos de más, asegurando la aportación de nutrientes de calidad a tu cuerpo.