No dormir lo suficiente puede derivar en enfermedades como el Alzheimer

Algunos neurólogos de la Universidad Politécnica de Marche (Italia) han llevado a cabo un estudio que determina que la falta de sueño puede derivar en enfermedades como el Alzheimer, la demencia y otros problemas neurológicos a largo plazo.

A la hora de desempeñar esta investigación este equipo de expertos en neurología ha observado el comportamiento de dos grupos de ratones, el primero dormía lo suficiente y el segundo conjunto se mantenía despierto durante cinco días.

Tras analizar el comportamiento de estos dos grupos de ratones determinaron que la falta de sueño estimulaba la actividad de los astrocitos, unas células que destruyen las sinapsis (enlaces que unen las neuronas), de tal forma que se van destruyendo las conexiones cerebrales.

“Por primera vez, mostramos como los astrocitos se comen parte de las sinapsis debido a la falta de sueño”, comenta el director del estudio, Michele Bellesi.

Además, estos neurólogos también revelaron como las microglías aumentan su actividad después del insomnio, reconociendo que este otro tipo de células están relacionado con el origen de muchos trastornos cerebrales como el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas.

Según explican los científicos, aún no se sabe en su totalidad si dormir lo suficiente reduce los daños que el insomnio origina en el cerebro. Por eso, este equipo de neurólogos seguirá con sus investigaciones, según informa jneurosci.org.

Noticia obtenida de: http://www.antena3.com/noticias/salud/estudio-revela-que-dormir-suficiente-puede-derivar-enfermedades-como-alzheimer_20170527592974030cf205e8f7037dca.html

Más del 80% de los obesos españoles no reconocen que lo son

La percepción que tiene la población española de la obesidad es muy inferior a la realidad tal y como demuestra que un 82,2% de los obesos no reconozca que lo es e, incluso, hasta un 12% de ellos opine que tiene un “peso normal”. Esta diferencia con la realidad también es un problema para aquellos con sobrepeso, pues tan solo el 25% asume su exceso de kilos, mientras que un 63% asegura que está en su peso normal y el resto piensa que incluso está por debajo de su peso. Así lo recogen los datos de la encuesta presentada por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), que el próximo 20 de mayo conmemora el Día Europeo de esta enfermedad. En rueda de prensa, el presidente de Seedo, Francisco Tinahones, ha alertado del incremento “tremendamente preocupante” de las cifras de esta patología, que afecta a más del 20% de la sociedad española, el doble que hace veinticinco años, y está ligada a otras enfermedades como la hipertensión, la diabetes o la artrosis.

Sin embargo, a pesar de no reconocer la enfermedad, un 63% de los obesos sí afirma que tiene un estado de salud malo o regular, un porcentaje que en el caso de las personas que no tienen exceso de peso es del 34%. No hay diferencias en esta percepción entre sexos, pero sí se acentúa con la edad: más del 95% de los mayores de 65 años obesos no asume que tiene exceso de peso. Para combatir la enfermedad, Tinahones ha apuntado la importancia de “identificar el problema”, pues de lo contrario “difícilmente” se podrán tomar medidas para paliarlo. En cuanto a los estilos de vida, la encuesta resalta que las personas con obesidad son mucho menos activas: una de cada cuatro pasan más de cinco horas sentadas diariamente fuera del horario laboral frente al 12% de las personas con peso normal.

El “picoteo patológico” de forma continuada, reconocido por la mitad de los obesos, y el sueño irregular, que afecta a un 17 % de los mismos, también son claves a la hora de sufrir la enfermedad. Además, el presidente de Seedo ha asegurado que las relaciones familiares y de amistad con personas obesas provocan estilos de vida que ayudan a padecerla del mismo modo. “Vivimos en un ambiente obesogénico, y es importante que se cambie la percepción, se vea que esto es un problema y se aborde como una enfermedad”, ha aseverado Tinahones.

Por ello, el presidente de Seedo ha demandado la financiación pública de los medicamentos aprobados que luchan contra la obesidad. La secretaria general de la Sociedad, Susana Monereo, ha exigido la creación de un “verdadero plan de lucha contra la obesidad de ámbito nacional” en el que participe toda la población.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3039120/0/obesidad-espanoles/#xtor=AD-15&xts=467263

Médicos advierten que la fertilidad de la mujer cae en picado a partir de los 35 años

La fertilidad de la mujer cae en picado a partir de los 35 años, ya que su reserva ovárica, que es de un millón de ovocitos nada más nacer se queda en unos 100.000 pasada la treintena, con lo que las posibilidades de quedarse embarazada se reducen considerablemente. Así lo han advertido este jueves los especialistas que asisten en Bilbao al VII Congreso Internacional del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Ante la tendencia creciente a retrasar la maternidad, los expertos en reproducción asistida, han recordado que cuando la mujer llega a la pubertad, tiene una reserva ovárica de 400.000 ovocitos, de los cuales va gastando casi 1.000 en cada ciclo menstrual. Por tanto, a partir de los 35 años, esta reserva ovárica ya está en casi “el 10% del total y la calidad de los óvulos es peor, y nos encontramos con que una mujer de 40 años apenas tiene óvulos buenos para gestar un niño sin fallos reproductivos y/o cromosómicos”, ha afirmado el profesor José Remohí, copresidente y fundador de IVI.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3034774/0/medicos-fertilidad-mujer-35-anos/#xtor=AD-15&xts=467263

¿Calzas el número que deberías?

Un equipo de investigación liderado por la Universidad de La Coruña realizó en 2015 un estudio con personas de la tercera edad, con una media de 80 años. En él analizaban si los cambios que se producen en la morfología del pie en esta población y su tolerancia al dolor provocaban que usaran un calzado inadecuado. Los expertos confirmaron que la mayoría (83%) no utilizaba el número correcto y que, en ocasiones, requerían utilizar uno diferente para cada pie.

“En esta etapa de la vida se producen cambios en la morfología del pie relacionados con el incremento de su anchura y longitud, y también con la tolerancia al dolor, la pérdida de masa muscular y tejido adiposo en los pies”, explica Daniel López López, científico de la Universidad de La Coruña.

Ahora, un nuevo trabajo, capitaneado por López y publicado en la ‘Revista da Associação Médica Brasileira’, analiza por primera vez las consecuencias de esta mala elección del calzado en la salud de los mayores.

“El estilo de vida a estas edades provoca que se utilice un calzado nocivo. Este hecho, unido a la aparición de enfermedades crónicas –como obesidad, alteraciones vasculares, diabetes o artritis reumatoide–, produce un incremento preocupante (entre un 71 y un 87%) de problemas en los pies de las personas mayores. Esto supone solicitar con más frecuencia atención médica y podológica, ya que afecta a su capacidad funcional y calidad de vida”, asegura el científico.

Menos independencia y bienestar.

Los participantes en esta investigación fueron voluntarios de la Clínica Universitaria de Podología de la Universidad de A Coruña, con una media de 75 años. Los resultados demuestran que las personas mayores que se calzan de manera incorrecta poseen peor calidad de vida en todas las dimensiones relacionadas con el dolor, función del pie, calzado, salud del pie, salud general, actividad física, capacidad social y vitalidad.

Los trastornos más habituales son la aparición de deformidades en los huesos del pie, juanetes, alteraciones en la uñas, queratosis plantares y pies planos.

“Esto conduce a la cronicidad del dolor, infecciones, limitación de la movilidad al caminar, angustia, apatía, perturbación social, cambios en la distribución de las presiones en los pies –relacionadas con pérdida de equilibrio y caídas–. Todo ello perjudica la salud, la independencia y el bienestar”, asegura López.

El experto aconseja que este estrato de población utilice zapatos de horma ancha, con un sistema de ajustes con correas o velcros, suelas de goma para evitar resbalones y caídas y, que a su vez, pueda reducirse el impacto en las articulaciones y la presión al caminar.

“La visita regular y el control periódico por parte del podólogo ayuda a prevenir, controlar y atenuar la aparición de alteraciones y deformidades de los pies, mejora la autonomía y, en definitiva, la calidad de vida de las personas”, concluye López.

Noticia obtenida de: http://www.heraldo.es/noticias/suplementos/salud/2017/04/29/calzas-numero-que-deberias-1171275-1381024.html